En marzo de este año, la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) informó que en nuestro país existen poco más de mil marcas de franquicias en operación, aunque sólo 350 de ellas están afiliadas. A pesar de que la actividad del sector se ha mantenido en los últimos 33 años, su desempeño ha sido escaso.

1985 fue el año en el que este modelo de negocios llegó a México desde Estados Unidos con McDonald's, a la que posteriormente se le sumaron otras siete, también de origen estadounidense. Las franquicias mexicanas han incrementado en el mercado nacional y actualmente representan el 85% del total que opera en el país, el resto son extranjeras.

Enfocándonos más en los números, de acuerdo con el censo económico que realizó en 2014 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen más de 2 millones de establecimientos comerciales, de los cuales 88 mil puntos de venta pertenecen a las franquicias, por lo que este sector contribuye sólo con el 4.4%. Estos datos indican que se encuentra en crecimiento, tan sólo en tres décadas han surgido mil marcas de franquicias nacionales desde que arribó el modelo, por lo que puede decirse que en promedio, nacen 30 firmas cada año en nuestro país.  

El sector aún es joven para crecer a nivel global, pero no hay que olvidar que Sushi Itto es la franquicia mexicana con mayor presencia en el extranjero, con unidades en ocho países. En el caso de McDonald's por ejemplo, fue hasta los 11 años de existencia cuando tuvo presencia en todo Estados Unidos y franquiciados en siete países de Europa.

En el caso particular de Harmon Hall, inició sus operaciones en 1966 en la Ciudad de México y para 1991 ya contaba con 50 institutos en todo el país, mientras que en 2013 otorgó su primera franquicia, sumando 30 el día de hoy.