La exigencia de las empresas para contratar a personal que domine un idioma aparte del español, ha aumentado considerablemente en los últimos años, esto como respuesta al mercado laboral global y el crecimiento del comercio internacional. Y fue la empresa de recursos humanos, Randstad Professionals, la que se encargó de realizar un análisis sobre el tema.

En el estudio se reveló que el conocimiento de idiomas aumenta hasta el 37% de las posibilidades de acceder a un puesto laboral, mientras que el 26% de las ofertas exigen la comprensión del idioma inglés, siendo el más demandado, seguido del francés y el alemán. Por otra parte, detalla que en el 70% de los perfiles directivos o de responsabilidad, la importancia de ser bilingüe es muy superior al resto de las vacantes.

Partiendo de los resultados compartidos y de la inminente globalización, resulta casi obvio pensar en invertir en una franquicia especializada en la enseñanza de inglés, como Harmon Hall, la más grande de México en el ramo de dicha lengua y que ha puesto en marcha programas educativos orientados a que los profesionistas aumenten sus conocimientos y oportunidades.

Por otra parte, también representa una oportunidad laboral para todo el personal que la operará y por supuesto, una alternativa para aquellos que quieren mejorar sus competencias frente a los empleadores. Mientras que para el franquiciador, el período de recuperación del capital de 2 a 3 años, una ventaja más para abrir una franquicia con Harmon Hall.