Invertir en un negocio no siempre es una apuesta segura, sin embargo, hay una manera más certera de comenzar a emprender: las franquicias.

El modelo de franquicias es sumamente atractivo porque aminora de manera considerable las probabilidades de fracasar ya que te ofrecen: marca, experiencia y soporte de gestión. Sin contar que son modelos que al adoptarlos podrían ahorrarte mucho tiempo y dinero en la etapa de "prueba y error".

Si estás decidido a invertir en una franquicia, te compartimos algunos criterios que debes tomar a consideración:

1. Antes de adquirir una franquicia, infórmate
Aunque la mayor parte de la estructura del negocio ya está hecho necesitas informarte acerca de las responsabilidades que conlleva gestionar una franquicia.

2. Conoce tus fortalezas y debilidades
Es importante que elijas un negocio que vaya de acuerdo con tus intereses y habilidades, y no sólo uno del que serías consumidor.

3. Evalúa tu capacidad económica
Adquirir una franquicia es en términos burdos, invertir. Por ello es importante que evalúes si cuentas con el capital no sólo de adquirirla sino de hacerla crecer o adaptarla, en la medida de lo posible.

4. Consigue información detallada
Si ya has decidido gestionar una franquicia es de suma importancia que consigas toda la información posible acerca de la franquicia en la que deseas invertir. Acércate a un asesor de la empresa que posee los derechos de la franquicia y a la par coteja dicha información en fuentes externas para que puedas tener un panorama más claro.

5. Elabora un plan de negocios
Una vez que tengas todo listo y obtengas tu franquicia es muy importante que elabores un plan de negocio y te informes acerca de las tendencias de marketing y negocios de la industria para que puedas sacar el mayor provecho. Recuerda que todo negocio debe de tener estrategias detrás que lo sustenten.

Ahora sabes que optar por una franquicia va más allá del gusto que le tengas a una marca o el renombre que ésta tenga, se trata de proyectar un futuro basándote en un modelo ya estructurado.